El ejército de los Estados Unidos arrasa un campamento del Zaire en el que un virus mortal, llamado “Motaba”, semejante al ébola y terriblemente peligroso, estaba acabando con la población.

Lo que se pretendía con esta medida era mantener el virus en secreto y, al mismo tiempo, impedir que se propagase.

Lo que no estaba previsto era que un pequeño mono, portador del peligroso virus, viajara en un barco de contrabando desde el Zaire a una pequeña localidad californiana de EE.UU.

El pánico se desata cuando se descubre que todos los que que han estado en contacto con el simio empiezan a mostrar los primeros síntomas de la enfermedad.

Sam Doniels (Dustin Hoffman), un virólogo del ejército experto en las enfermedades infecciosas empezará una búsqueda frenética para encontrar el antídoto junto con su equipo en el que participan Robby (René Russo), su ex esposa, una investigadora del Centro de Control de Enfermedades y su colega Casey (Kevin Spacey).