Esta historia es de AMOR de aquellos Amores Reales, conmovedores. Esos inolvidables.

Una historia que merece ser contada:

Don y Maxine. Amor Eterno

Don Simpson y Maxine Sloan, se conocieron en un salón de bolos de Bakersfield, California, nacieron en 1931 y se conocieron cuando tenían poco más de 20 años. Cuentan que fué amor a primera vista. Un año después en 1952 contrajeron matrimonio.

Don, era ingeniero civil y trabajó para el Ejército de Estados Unidos en Alemania.

La pareja adoptó unos mellizos en un orfanato en Alemania y regresaron a Bakersfield, donde ella trabajaba de enfermera y él tenía su propia compañía de ingeniería. En su vejez, los dos se mantenían activos colaborando en grupos cívicos locales.

new-3

Maxine padecía cáncer, luchadora incansable. no bajó los brazos aunque los médicos le dijeron que ya era “irreversible” y la internaron en el hospital.

Unos días después de que su esposa fuera hospitalizada, Don tuvo un accidente y se fracturó la cadera. Rápidamente su salud comenzó a deteriorarse y compartieron sus últimos días juntos en el hospital. El pidió que le colocaran una cama al lado de Maxine para no estar separado de ella.

Don y Maxine fallecieron juntos, con pocas horas de diferencia, con sus manos entrelazadas, después de 62 años juntos y a los 83 años de edad.

new-4

Ni siquiera la muerte pudo separarlos.  Almas eternas. Amor Eterno.

Melissa Sloan, nieta de la pareja, declaró al diario Bakersfield Californian  que su abuela murió primero, y que cuando se llevaban su cuerpo, el alma de Don Simpson se fue con ella.

“Los pusimos juntos, con sus camas casi pegadas. La abuela se levantó, vio al abuelo, tomó su mano y por eso ellos supieron que estaban uno al lado del otro”.

Nuestro Homenaje para ellos.

Donde estén…no importa, pero están juntos