Hasta ahora se sabía que por goteo se filtraba el líquido cefalorraquídeo para eliminar los desechos. Pero hallaron que los vasos sanguíneos funcionan como tuberías rápidas para drenar los residuos. Creen que podría aprovecharse para combatir el Alzheimer o el Parkinson. Clarín, Agencia EFE,

El cerebro no deja de sorprender. Y los descubrimientos científicos a su alrededor, tampoco. Investigadores del Centro Médico de la Universidad de Rochester (EE.UU.) hallaron un nuevo sistema de drenaje por el que el cerebro elimina los desechos.
Según el estudio publicado en Science Translational Medicine, el sistema actúa como si fueran tuberías que aprovechan los vasos sanguíneos del cerebro y parecen llevar adelante la misma función en el cerebro que el sistema linfático en el resto del cuerpo: drenar los productos de desecho.
El autor principal del artículo y codirector del Centro de Neuro-medicina de la Universidad de Rochester, Maiken Nedergaard señaló que «la limpieza de residuos es de vital importancia para todos los órganos y desde hace mucho tiempo tenemos preguntas sobre cómo se deshace el cerebro de sus residuos».
«Este trabajo demuestra que el cerebro se está limpiando de una manera más organizada y en una escala mucho más grande de lo que se había creído en el pasado», dijo Nedergaard que expresó su deseo de que este hallazgo sirva para tratar enfermedades cerebrales.
«Tenemos la esperanza de que estos resultados tengan implicaciones para muchas condiciones que afectan al cerebro, como lesiones cerebrales por traumatismo, la enfermedad de Alzheimer, derrames cerebrales y el mal de Parkinson», explicó.
El equipo de Nedergaard llamó al descubrimiento como «el sistema glinfático», ya que actúa de manera similar al sistema linfático, pero está gestionado por las células del cerebro conocidas como células gliales.
El equipo hizo el descubrimiento en ratones, cuyos cerebros son muy similares al del hombre, recordaron los expertos.
Los científicos ya sabían que el líquido cefalorraquídeo tenía un papel importante en la limpieza del tejido cerebral y que era el encargado de llevar los productos de desecho y los nutrientes a ese mismo tejido cerebral a través de un proceso conocido como difusión.
El sistema que acaban de descubrir circula por todos los rincones del cerebro de manera más eficiente, a través de lo que los científicos llaman el flujo global.
«Es como si el cerebro tuviera dos recolectores de basura: uno lento que conocíamos y uno rápido que acabamos de conocer», dijo Nedergaard.
«Dada la alta tasa de metabolismo en el cerebro y su gran sensibilidad, no es de extrañar que sus mecanismos para deshacerse de los residuos sean más especializados y amplia que se creía», agregó.
Los expertos explicaron que el sistema de limpieza que se conocía hasta ahora funciona más como un goteo que filtra el líquido cefalorraquídeo a través del tejido cerebral, mientras que el nuevo sistema funciona bajo presión, empujando grandes cantidades de ese líquido a través del cerebro con más fuerza.
«Comprender cómo se las arregla el cerebro con los residuos es fundamental. En cada órgano, la remoción de desechos es tan básica como la forma en que los nutrientes son suministrados. En el cerebro, es un tema interesante porque en todas las enfermedades neurodegenerativas -incluyendo el Alzheimer- los desechos proteicos se acumulan y eventualmente sofocan y matan con el tiempo la red neuronal del cerebro», explicó Jeffrey Iliff, otro de los científicos que participó del estudio.
Fuente: EFE http://www.clarin.com/sociedad/Descubren-cerebro-sistema-paralelo-limpieza_0_756524561.html

EL CEREBRO TIENE UN SISTEMA DE ‘AGUAS RESIDUALES’ PROPIO

Un equipo internacional ha descubierto que el cerebro posee un sistema para depurar los espacios entre las neuronas. El País, 15/8/2012

La vida es un generador de basura. Y no solo hacia el exterior. Cada proceso bioquímico implica romper enlaces, destruir moléculas, y, en consecuencia, generar residuos. El sistema excretor es el obvio, pero antes de él hay todo un sistema de canalizaciones internas que va recogiendo lo que el cuerpo ya no necesita.
Esto estaba perfectamente descrito para la mayoría del cuerpo humano —es el sistema linfático—, pero quedaba la duda de qué sucedía en el órgano más importante: el cerebro. Un equipo internacional, con investigadores de EE UU, Noruega y China, ha descubierto uno similar, que han llamado glinfático, que corre en paralelo a vasos sanguíneos y que sirve para depurar los espacios entre las neuronas a través del fluido cefalorraquídeo. Lo publica Science Translational Medicine.
El hallazgo y descripción de este auténtico sistema de aguas residuales del cerebro no solo rellena un vacío en el conocimiento sobre el ser humano. Los autores indican que tiene múltiples posibilidades prácticas.
Una de las que mencionan es la de combatir el alzhéimer. Esta enfermedad está relacionada con la acumulación de unas proteínas, las llamadas beta-amiloides, en el cerebro. Todavía no está claro si este proceso, por el que las proteínas forman placas que impiden las correctas conexiones neuronales, es una causa o un efecto de la enfermedad. Pero estimular su drenaje debe, en cualquier caso, suponer una mejoría.
Fuente: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/08/15/actualidad/134507587_16394.html